Carrusel de Productos

martes, 3 de julio de 2012

La historia de los consoladores

Consoladores   El consolador (también conocido en su forma inglesa como dildo) es un complemento sexual utilizado desde tiempo inmemorial para la masturbación tanto de los hombres como las mujeres, existiendo indicios de que era utilizado hace unos 30 000 años. Etimología El nombre inglés dildo se refería originalmente a un instrumento náutico que se usaba para asegurar los remos de una lancha. El dildo de madera, que tenía una forma parecida a la de los dildos modernos, se insertaba en un orificio que las naves tenían para este propósito. El poblado de Dildo y la Isla de Dildo en Terranova (Canadá) recibieron su nombre de ese dildo náutico. Es probable que el juguete sexual haya recibido su nombre del instrumento náutico por la similitud de su forma. También es probable que el nombre se derive de la palabra italiana diletto (‘deleite’). El uso del término dildo como objeto sexual aparece por primera vez en el lenguaje inglés durante el siglo XVII, en las obras de teatro El alquimista de Ben Jonson y El cuento de invierno de William Shakespeare. El uso del término inglés dil doul para decir pene erecto también está documentado en el siglo XVII en el título de la canción The maids complaint for want of a dil doul, que se traduce como ‘las damas se quejan por la falta de un Dil Doul’. * El termino «olisbo», que viene del griego ολισβος (olisbós), se refiere a los consoladores de apariencia realista que incluyen testículos. * Godemiche es un consolador con forma de pene y escroto * Фаллоимитатор (falon-imitator: imitador del falo) * Darshildo, en hindi * Cala goeg: ‘pene falso’, en galés. Historia Las referencias más antiguas que se conocen detallan su uso como elemento decorativo o escultórico durante celebraciones de fiestas de fertilidad o cosecha, en muchas ocasiones acompañadas de vaginas, penes y testículos, en muchas culturas ancestrales. El consolador más antiguo del mundo es un falo de piedra muy pulida de 20 cm de longitud y 3 cm de diámetro, del 27 000 a. C. (del periodo Paleolítico Superior). Fue encontrado en la cueva Hohle Fels, a unos 500 m sobre el nivel del mar, en el valle del río Ach, cerca de la aldea Schelklingen (Ulm, Alemania). Se encontró roto en varios pedazos, y recién en 2005 (cuando se encontró el trozo n.º 14 se pudo armar el rompecabezas. Actualmente se encuentra en el museo prehistórico de Blaubeuren, en una exhibición llamada «El Arte en la Era de Hielo: Indudablemente Masculino». En Dolní Věstonice (República Checa) se halló un consolador también del 27 000 a. C. Los arqueólogos decidieron que era una típica Venus paleolítica, pero estilizada (aunque no pueden explicar las estrías transversales). Las muestras de restos arqueológicos así como en escritos se han encontrado pruebas de su uso por las culturas más adelantadas en su tiempo, incluyendo los egipcios, griegos, romanos y chinos. Los romanos hacían objetos semejantes a enormes penes con velas. En el siglo VI a. C. los egipcios utilizaban consoladores. En un vaso griego del siglo VI a. C., se ve una mujer inclinada para realizar sexo oral a un varón, mientras otro varón le introduce un consolador en el ano. En otro vaso griego del siglo V a. C., se ve una mujer utilizando un consolador. Existen documentos indicando que durante la época griega se vendían los olisbos, que estaban hechos tanto en piedra, como cuero y a veces de madera. En el antiguo Oriente se fabricaban consoladores con boñiga (bosta) de camello seca y recubierta con resina. Las mujeres chinas en el siglo XV utilizaban consoladores de madera laqueada, con superficies texturizadas. Durante la Italia del Renacimiento, al uso del consolador se le añadió el aceite de oliva como lubricante. En la época victoriana se comienza a utilizar el consolador de goma, más cómodo que sus iguales anteriores. Fue durante ésta época cuando se comienzan a tratar casos de histeria haciendo uso de consoladores y vibradores (que se hicieron muy populares terapéuticamente) pero sólo y exclusivamente para ese único uso, ya que el procurarse placer sexual estaba prohibido para la mujer por ser algo escandaloso. En 1966 el estadounidense Ted Marche fue el pionero en la manufactura y distribución de consoladores de goma, y otros juguetes eróticos. Llegado el siglo XX y la cinematografía se comienzan a dar otros usos artísticos al complemento sexual. En la actualidad existen de todos los tamaños, formas y flexibilidad, de manera que pueden alcanzarse las principales zonas erógenas del cuerpo, sabores y colores para quienes no soporten el gusto o la textura del elemento con el que está fabricado. El uso del término inglés dil doul para decir pene erecto también está documentado en el siglo XVII en el título de la canción The maids complaint for want of a dil doul, que se traduce como ‘las damas se quejan por la falta de un Dil Doul’. * El termino «olisbo», que viene del griego ολισβος (olisbós), se refiere a los consoladores de apariencia realista que incluyen testículos. * Godemiche es un consolador con forma de pene y escroto * Фаллоимитатор (falon-imitator: imitador del falo) * Darshildo, en hindi * Cala goeg: ‘pene falso’, en galés. Historia Las referencias más antiguas que se conocen detallan su uso como elemento decorativo o escultórico durante celebraciones de fiestas de fertilidad o cosecha, en muchas ocasiones acompañadas de vaginas, penes y testículos, en muchas culturas ancestrales. El consolador más antiguo del mundo es un falo de piedra muy pulida de 20 cm de longitud y 3 cm de diámetro, del 27 000 a. C. (del periodo Paleolítico Superior). Fue encontrado en la cueva Hohle Fels, a unos 500 m sobre el nivel del mar, en el valle del río Ach, cerca de la aldea Schelklingen (Ulm, Alemania). Se encontró roto en varios pedazos, y recién en 2005 (cuando se encontró el trozo n.º 14 se pudo armar el rompecabezas. Actualmente se encuentra en el museo prehistórico de Blaubeuren, en una exhibición llamada «El Arte en la Era de Hielo: Indudablemente Masculino». En Dolní Věstonice (República Checa) se halló un consolador también del 27 000 a. C. Los arqueólogos decidieron que era una típica Venus paleolítica, pero estilizada (aunque no pueden explicar las estrías transversales). Las muestras de restos arqueológicos así como en escritos se han encontrado pruebas de su uso por las culturas más adelantadas en su tiempo, incluyendo los egipcios, griegos, romanos y chinos. Los romanos hacían objetos semejantes a enormes penes con velas. En el siglo VI a. C. los egipcios utilizaban consoladores. En un vaso griego del siglo VI a. C., se ve una mujer inclinada para realizar sexo oral a un varón, mientras otro varón le introduce un consolador en el ano. En otro vaso griego del siglo V a. C., se ve una mujer utilizando un consolador. Existen documentos indicando que durante la época griega se vendían los olisbos, que estaban hechos tanto en piedra, como cuero y a veces de madera. En el antiguo Oriente se fabricaban consoladores con boñiga (bosta) de camello seca y recubierta con resina. Las mujeres chinas en el siglo XV utilizaban consoladores de madera laqueada, con superficies texturizadas. Durante la Italia del Renacimiento, al uso del consolador se le añadió el de oliva como lubricante. En la época victoriana se comienza a utilizar el consolador de goma, más cómodo que sus iguales anteriores. Fue durante ésta época cuando se comienzan a tratar casos de histeria haciendo uso de consoladores y vibradores (que se hicieron muy populares terapéuticamente) pero sólo y exclusivamente para ese único uso, ya que el procurarse placer sexual estaba prohibido para la mujer por ser algo escandaloso. En 1966 el estadounidense Ted Marche fue el pionero en la manufactura y distribución de consoladores de goma, y otros juguetes eróticos. Llegado el siglo XX y la cinematografía se comienzan a dar otros usos artísticos al complemento sexual. En la actualidad existen de todos los tamaños, formas y flexibilidad, de manera que pueden alcanzarse las principales zonas erógenas del cuerpo, sabores y colores para quienes no soporten el gusto o la textura del elemento con el que está fabricado. Tan solo tienes que visitar nuestra tienda online