Carrusel de Productos

viernes, 20 de julio de 2012

¿Amigos con derecho a roce?

¿Amigos con derecho a roce? Las claves para que funcione

Todas las personas han tenido alguna vez en su vida un amigo con derecho a roce. Ahora bien, ¿cómo hay que tomarse la relación para que salga bien la cosa?
 
Chico besando a una chica
Una pareja de amigos besándose cariñosamente

¿Quién no ha tenido alguna vez a lo largo de su vida un amigo con derecho a roce? Esta situación puede convertirse en algo muy divertido o, por el contrario, puede acabar siendo una auténtica pesadilla si no se sabe cómo actuar.

No puedes exigirle ciertas cosas de pareja
Te queremos dar algunos consejos si decides aventurarte e ir más allá con alguno de tus amigos y empezar a mantener encuentros sexuales con esa persona con más o menos frecuencia. Pero, ante todo, ten muy clara una cosa: sexo sí, amor no.

Ésa es la clave principal e inamovible de los, comúnmente llamados, 'follamigos'. Y es que si se deja de hablar el mismo idioma... comenzarán los problemas y se terminará esa relación de amigos con derecho a roce. Ahí van las cinco claves para que tu 'relación' funcione.

Dos personas durante un encuentro sexual
Los preliminares también existen en los amigos con derecho a roce

1. Pensamientos claros y transparentes: sexo sin compromiso


Antes de que comience vuestra relación de 'follamigos', es importante que las dos partes tenga las cosas muy claras. Es decir, disfrutar de vuestros encuentros sexuales al máximo y repetirlo tantas veces como queráis pero... sin pedir nada a cambio. En el momento en el que uno de los dos exige algo más que sexo, hay que replantearse la situación.

Si estás celosa, has pasado la barrera del 'sólo sexo' y está surgiendo el amor

2. Nada de sentimientos: prohibida la implicación emocional


Cuando se comienza una relación de este tipo, el mayor riesgo es que afloren ciertos sentimientos más allá de la necesidad de una relación sexual. Lógicamente, tras el encuentro sexual, siempre se crea una situación de cariño con besos o abrazos.

Ahora bien, no confundas nunca ese momento cariñoso que surge, normalmente, tras el coito, con algo más. Si lo haces, error. Una cosa es el cariño que, de por sí, os tenéis por el hecho de ser amigos, y otra cosa es que ese cariño lo empieces a confundir con amor de pareja.

Encuentro sexual entre una pareja de adultos
Encuentro sexual entre una pareja

3. Nada de citas románticas: sólo son encuentros sexuales


Otro punto a tener en cuenta es el concepto de cita. Evidentemente, dos amigos quedan, se toman algo juntos o van al cine pero, si tu amigo ha traspasado la frontera y ahora es un amigo con derecho a roce, lo mejor es que abandonéis este tipo de citas a solas, para evitar la confusión de sentimientos.

Sólo sexo, nunca amor
Y es que, lo queramos o no, al final uno de los dos termina por empezar a confundir sus sentimientos y a pensar que, además de esos encuentros sexuales, está empezando a surgir un cariño especial. Si pasa eso, replantéate la situación.

4. No acaparar la atención más de lo necesario: no es tu pareja, sólo tu amigo


Continuando con el hecho de que no debes confundir amistad con pareja en ningún momento, no puedes exigir a la otra persona más de lo necesario. Esto es, es tú amigo y, como tal, puedes contarle tus problemas o tus inquietudes porque, más allá del sexo, es eso, tu confidente. Pero sin excederse, todo en su justa medida, sin agobios.

¿Amigos con derecho a roce? Las claves para que funcione 'la relación'
Los encuentros sexuales son más o menos esporádicos

Y, sobre todo, si no te ha llamado algún día o no te ha escrito o no sabes nada de él, nunca puedes echárselo en cara... ¡qué solo es tu amigo y no te tiene que dar explicaciones de lo que hace o deja de hacer cada minuto del día!

5. Relaciones con terceros: no olvides que no es 'de tu propiedad'


Evidentemente, al hilo de todo lo dicho anteriormente, tú no mantienes una relación con esa persona, simplemente es un amigo con el que mantienes encuentros sexuales esporádicos. Por ello, es lógico que tanto tú como tu amigo quedéis con otras personas.

Si surgen sentimientos, la 'amistad' se está transformando en amor
Si se da esta situación, aquí tienes la oportunidad de medir hasta donde llegan tus sentimientos hacia tu 'follamigo'. Si has sentido el más mínimo rastro de celos o estás algo incómoda con el hecho de que el otro quede con un tercero, ponte en alerta, has traspasado la frontera.

Con estos pequeños consejos podrás detectar el momento exacto en el que has pasado la barrera del 'follamigo' para adentrarte en una relación. Un noviazgo que saldrá adelante si a la otra parte le ha pasado lo mismo, o que deberá terminar para evitar un sufrimiento mayor en el futuro.
 
 
Recuerda visitar www.sexojuguete.com para disfrutar al maximo de tus relaciones sexuales ya sea con tu pareja o con tu amigo con derecho a roce..