Carrusel de Productos

jueves, 28 de marzo de 2013

10 cosas que los hombres quieren que las mujeres sepan sobre la intimidad

10 cosas que los hombres quieren que las mujeres sepan sobre la intimidad

Freud calificó a la la pasión femenina como "el continente oscuro". Si eso es cierto, la masculina podría ser calificada como “el planeta oscuro”.
Pero cuando se trata de amor, los hombres son simples, ¿no? No es cierto. El amor es una de las grandes etapas de interpretación masculina y, como tal, lo que se ve y se oye es generalmente una ficción, no la realidad.
No es de extrañar que, al tratar de complacer a su pareja, una mujer pierda de vista su verdadera identidad. A continuación le ofrecemos un listado de 10 hechos que usted puede querer saber:

1. Los hombres responden a los elogios

Se considera que los hombres están tan obsesionados por su libido que no tienen una verdadera conciencia en cuanto al amor.
Pero los hombres no son diferentes a las mujeres en lo que respecta a los cumplidos como generadores de la confianza.
Estos elogios pueden comenzar antes de llegar a la cama (remarcando lo bien que luce), y después (diciendo lo bien que lucía sin ropas).
En ese sentido, los hombres se preocupan por el tamaño (de todos los órganos mensurables), el pelo (o la falta de él) y otros atributos. Intente ser muy convincente en estos temas.

2. Le tienen miedo a la intimidad ...

Pero no por la razón que usted piensa. Ciertos estudios han demostrado que los niños son más cariñosos y más expresivos que las niñas hasta alcanzar la edad escolar.
En ese momento, la represión social empieza, tanto sobre las palabras como sobre los pensamientos, los sentimientos, y el deseo de contacto humano pasa a la clandestinidad.
Este tabú del deseo de intimidad puede aterrorizar a los hombres, no porque sea asfixiante, sino porque los hace notar lo desesperados que se sienten.
¿Qué debe hacer una mujer? En primer lugar, entender que la retirada precipitada de los hombres después del amor puede estar relacionada con lo mucho que ansía tener una verdadera conexión con usted (y lo mucho que lo niega en la realidad).

Entonces lo recomendable sería que la mujer también se aparte un poco. Esto le dará tiempo al hombre para aceptar que sus hábitos de la infancia son, de hecho, perfectamente varoniles.

3. Disfrutan el amor por el amor mismo

Teniendo en cuenta este miedo a la intimidad, a veces un poco de amor agresivo puede ser la medicina correcta.
Los hombres quieren que sus parejas disfruten del amor agresivo, no sólo que lo soporten, ni que lo tomen como algo personal. Para los hombres, no se trata de dominar a una mujer, sino de darle placer.

4. No sólo importa el ...

"Esa" parte del cuerpo masculino soporta toda la presión, pero los hombres tienen muchas zonas  sensibles. Los hombres tienden a no corregir a las mujeres porque temen que les dé rechazo tocarlos.
Pero hay muchos lugares que una mujer debería tocar. Esto incluye el pecho, los muslos y la cara. Otras dos áreas clave: agarrarlos suavemente puede generar mucho placer.
Además, la estimulación del perineo, el área que se encuentra entre el escroto y el ano, aumentará el placer durante el amor oral.
5. Tienen muchas fantasías

Los hombres quieren compartir sus fantasías, pero les preocupa que sus parejas se avergüencen o los juzguen. Los hombres quieren que las mujeres revelen sus fantasías.
¿Quiere abrirse a estas posibilidades? Intente plantearlo como un juego. Primero y principal, prométanse mutuamente no juzgar al otro y luego, sin que el otro vea, escriba en un papel ciertas situaciones que lo exciten y póngalos en una caja.
Cuando estén a punto de tener relaciones, saque uno. Si los dos se sienten cómodos con esa situación, denle una oportunidad.
Si esto no es así, es recomendable hacer al autor una pregunta clave: “¿Qué es lo que te gusta de esta fantasía?” A veces, estas preguntas pueden generar diferentes escenarios, con los que se sientan más cómodos.

6. Les gusta cuando las mujeres les hablan

Hablar durante el amor estimula mucho más que sólo los oídos. ¿Qué clase de palabras? El lenguaje soez, los elogios y las instrucciones son buenas formas de comenzar.
Si bien puede sonar extraño, las palabras de las mujeres pueden hacer que un hombre se sienta tan potente y viril como un gladiador romano.

7. Prefieren la honestidad

El amor puede resolver las tensiones de una relación, pero también suele ser el momento en donde las tensiones aparecen.
Si un hombre se queja de la falta de amor (o de que la mujer sólo hace ciertas cosas en su cumpleaños), puede estar escondiendo quejas sobre otros problemas más graves que existen en dicha relación.
El ego masculino está vinculado con el amor, por lo que los hombres suelen relacionar los problemas en la cama con la falta de interés de la mujer, en lugar de aceptar que ellos también tienen parte de la responsabilidad.
Evadir estos problemas, sin embargo, sólo genera que se mantengan esos sentimientos ocultos y la frustración.

8. Les gustan los juegos de seducción

A los hombres les gustan los juegos de seducción, pero por desgracia, las mujeres no suelen realizarlos. Pero el romance merece esa distinción. Permitan que los hombres las seduzcan, generen el deseo de su pareja.
La intimidad emocional está muy relacionada con la cercanía, pero mantener el deseo sexual exige mantener cierta distancia. ¿Cómo pueden hacer las parejas para mantener este equilibrio?
Permitiendo que cada uno tenga una vida íntima separada: una vida amorosa que no incluya al otro, pero sin engañarlo. Para el hombre, eso podría implicar permitir que su pareja utilice juguetes o dejar que otros hombres la miren.
Y para ella, podría implicar permitirle ver pornografía con el fin de desarrollar nuevas fantasías. Estas concesiones permiten mantener el equilibrio entre el deseo y la fidelidad entre ambas partes.

9. Disfrutan visualmente

Encontrar al otro viendo material para adultos es una de las principales razones por las que las parejas consultan a un especialista, pero esto no debe ser sobrevalorado ni considerado un problema.
Algunas cosas por aclarar:
1. Los adictos al amor representan sólo un 4 por ciento de la población, por lo que es poco probable que su pareja lo sea.  
2. Dado que las experiencias de la infancia tienen una influencia sobre la vida amorosa de la edad adulta, la gente tiene gustos muy diversos en cuanto a qué los excita.
En otras palabras, ninguna mujer puede, ni debería, ser todo para un hombre. Sin embargo, la pregunta sigue siendo la misma: ¿Cómo puede hacer una mujer para no tomar esta "afición" como algo personal?
En primer lugar, determine si su pareja es un adicto, o si simplemente disfruta de ver videos condicionados. Si se da el primer caso, debería buscar ayuda profesional.
Si no es así, hay que sacarle el secretismo al material condicionado hablando. Evalúen qué lo excita y que no a cada uno. De esa manera, se genera un diálogo que permite desarrollar la honestidad y una cercanía mayor.

10. Siempre necesitan el amor, pero no por la razón que usted piensa


Los hombres suelen ser acusados de ser insaciables, pero las mujeres deben replantearse esto. Los hombres toman el amor como una celebración.
Ellos desean que las mujeres tuvieran una postura de 'carpe diem' en relación al amor”. La gente suele ir por la vida a la velocidad del sonido, con una cantidad cada vez mayor de desafíos y presiones que enfrentar.
Es muy común dejar que las exigencias de nuestro tiempo nos roben la energía, la alegría, el placer y las oportunidades que nos brinda el amor.
En la larga lista de prioridades, el amor no debería estar en el último peldaño Si el amor no le alegra el día, entonces considere los beneficios que genera en la salud: durante los encuentros amorosos se libera oxitocina, llamada la "hormona de la unión".
Esto alivia la ansiedad y el estrés, reduce la presión sanguínea y favorece la cicatrización.